Griselda Siciliani “Cuando veo las escenas ya ni si quiera me veo gorda”

La protagonista de "Patito Feo" dialogó en exclusiva con Primiciasya.com y contó sus sensaciones luego del gran debut que tuvo la segunda temporada de la ficción infanto-juvenil producida por Ideas del Sur.

 

¿Cómo estás viviendo esta segunda temporada?

Re bien. Arrancó y estuvo buenísimo. Ya pasaron los primeros  capítulos y me dijeron que nos va re bien así que está bueno eso. Esperábamos  que esté bueno porque Patito ya tiene como un público cautivo, pero bueno era difícil arrancar, así que estábamos con mucha expectativa y estuvo buenísimo.

 

¿Soles ver los capítulos?

Hoy justo no grabo porque nos dieron libre porque partimos para Colombia de gira así que lo voy a ver sino dejo programada la video, lo grabo y lo veo a la noche. Sí, lo veo siempre.

 

Tu personaje arrancó con un embarazo, ¿cómo hacés ese personaje?

Cuando me lo propusieron me pareció muy divertido porque al ser el segundo año no teníamos idea de cómo iba a ser y una tira son muchísimos capítulos, que si el personaje sigue igual es medio difícil de sobrellevar porque es todo con la propia diversión de los actores. Por ahí el público le encanta seguir viendo lo mismo pero a uno le gusta cambiar y a mi me encanta hacer personajes un poquito más raros, y cuando me propusieron los autores que este año iba a ser gorda me encantó. Yo sabía que iba a estar embarazada y el agregado de no poder bajar de peso porque el bebé lo tengo en el capítulo cinco, o sea, que al toque dejo de estar embarazada. Es como que toda la problemática pasa por ahí y está bueno porque es el tema del programa. A Carmen le pasa todo eso, todos los problemas de la gente con sobrepeso y ella niega totalmente que está gorda, cuando en realidad aumentó como 30 kilos. Para mí es muy divertido este personaje porque además no es sólo lo que le pasa físicamente sino que usa un humor raro y se pone de malhumor y se pone muy celosa del personaje de Juan Darthés. Así que tiene unas aristas nuevas que está buenísimo, yo me divierto mucho y los técnicos cuando hago las escenas se ríen, así que ya me siento aliviada.

 

Y debe ser complejo grabar tantas horas con la indumentaria que requiere el personaje...

Sí, sí. Grabo diez horas todos los días y el personaje de Carmen va a estar así todo el año. Ahora estoy como más cansada de usar el traje pero también más acostumbrada, es un poco y un poco. Es más, cuando veo las escenas ya ni si quiera me veo gorda, me acostumbré a verme así y me veo bien. Pero es difícil porque es un traje que tiene un cierto peso, da mucho calor y además el personaje baila todo el tiempo, así que termino agotada. Es un esfuerzo mucho mayor que el año pasado grabar el programa pero también me da mucha más satisfacciones porque las escenas son muy divertidas. Pero a su vez sigue siendo una heroína y tiene que ser a su vez seductora y enamorar al protagonista, tiene esa dos fases que me seduce mucho el personaje.

 

El fin de semana juntaron a 100 mil personas, ¿cómo lo viviste?

¡Eso fue una locura! Imaginábamos que iba a ir mucha gente porque la otra vez había ido como 20 mil personas y todavía no sabían lo que era Patito Feo, pero cuando entré y había cien mil, ni siquiera me podía imaginar cuanta gente era, veía solamente cabecitas todo el tiempo. Fue una euforia, por eso había tanta expectativa con el primer capítulo.

 

¿Y la segunda temporada es un desafío aún mayor que el anterior año?

Sí. Nunca me tocó hacer un segundo año, lo que pasa es que pusieron todos los cañones de equipos técnicos, de producción, los actores que se agregan, todos como muchos condimentos que hacen que esté buenísima la segunda temporada. Hay todo como una cosa entre nosotros que hasta sentimos que está mejor que la primera.

 

En tu caso, ¿sos de fijarte en el rating?

Los primeros capítulos sí, creo que el que diga que no miente. Pero después no, por lo menos lo que me pasó el año pasado fue eso. En general siempre se mantiene así, no me importa saber si hicimos 14, 15 ó 16, en general es lo mismo, es saber que nos está yendo bien y listo. Es más que nada primer y segundo capítulo que estamos atentos a ver qué pasa, la verdad que después nos olvidamos.

 

¿Cómo viven los chicos este tema de las divinas y populares en la calle? ¿Qué te dicen?

Si hay chicos, todo el tiempo me dicen: Carmen, Carmen, Carmen. Las madres también, reconocés mucho al público de Patito Feo, muchas madres, niños y adolescentes. Y además yo ya tenía un público con el personaje de Debi en Sos mi vida que había capturado mucho a las adolescentes y pre adolescentes y con Patito se reforzó. Es un público muy cariñoso el que tengo hoy en la calle.

 

Y siempre hiciste personajes por el lado de la comedia...

Sí, a mi es lo que más me gusta, claramente. Lo que más me gusta hacer en televisión es comedia, el teatro también, lo que pasa que lo que yo hago tiene una parte más musical, como más universal. Pero en la tele me divierte mucho hacer comedia y me parece que también me llaman por eso porque me sale bien (risas). No es que no me guste hacer drama, me encantaría, pero en una tira me divierte mucho hacer comedia.

 

Y en julio se vienen los Martín Fierro, ¿tenés expectativas?

Y sí, yo creo que vamos a ganar (risas). Nominado va a estar seguro y yo pienso que vamos a ganar, no creo que no ganemos.

 

¿Qué te llevó el año pasado a decirle que sí a esta propuesta sin saber que el ciclo iba a ser un éxito?

En ese momento yo dije que sí, sin pensar que iba a ser este fenómeno mundial porque lo dan en España, en Italia, en todos lados. Pero yo dije que sí porque era un personaje muy lindo, que me parecía divertido para mí y era muy lindo el proyecto, sabía que iba a poder cantar y bailar además de actuar y eso me pareció un combo perfecto. Me daba la sensación que iba a ser un producto de mucha calidad, pero nunca pensé que iba a tener tanto éxito.